SIGUEME

domingo, 1 de julio de 2012

Anestesia


El dolor ya no duele, solo me demuele, debes irte de pasados que te quieren devorar, el rocío que dejó tu andar sobre mi brecha, no lo puedo cargar más.
Sin tocarte pero sentirte muy aquí y contigo puedo dormirme, 

alejando todo eso que explotó dentro de mi y eso fue por supuesto gracias a ti.

Eso no era cierto, estabas tu del otro lado del mar,

lo miro en el sol, lo veo en mi propia risa y mi sonrisa,
se ha clavado en mis espejos ojos y mi amígdala no lo quiere liberar.

No paro de aullar, ni de andar, vagabundo y mucho mas.
Solo tus brazos me pudieron acunar, 

cuando en esa casa no pude ganar,
no había voces o alguien con quien hablar,
se había ido un ser querido y a mi me habían de dañar,
fue entonces que me invitaron a esa casa, 
en la que volví a entrar cuando el fuego se va. 

Esa nube gris con sus tinieblas que viene a confundir después del caos,

mi sonrisa se escapa de prisa y derrama paz sobre mi,
y contigo intenta ser feliz.

Esa casa 24 fue la que me fue a derramar,

desde entonces poco a poco comprendí que a mis demonios debía controlar,
y se cansa de luchar, de pedir, de buscar y de andar y se vuelve a levantar, 
¿He venido aquí para amar o para odiar?. 

En una vida impuesta, hay que estar y ser como lo dice la fiesta,

y decides la anestesia en laberintos donde la salida esta escondida.

Ahora entiendo a este corazón de plomo, 

tan aliado y tan confiado, que se convirtió en ti.

Y contigo, intento ser feliz y me disparan rayos que aniquilan 

el poco recuerdo que queda de ti y de el.

Eso de vivir siendo querido y sentirte muy aquí, abrazándolos,

tan fuerte para penetrarlos en mi,
y todo esto es por supuesto gracias a ti,
del laberinto aun no he de salir.

:

0 COMENTARIOS:

Publicar un comentario

Aplausos del público

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

DERECHOS RESERVADOS IMPI / INDA

Safe Creative #1106040413165