SIGUEME

jueves, 19 de julio de 2012

La boca del lobo


Y ese lobo al que se le queda un hueso clavado en la garganta. Como no puede quitárselo le pide ayuda a una cigüeña, quien mete su largo cuello dentro de la boca del lobo y le extrae el hueso que se le había atrancado, salvándolo de la muerte. A cambio, el lobo le pide una recompensa. El lobo —en la versión de Félix María Samaniego— responde lo siguiente:
“¿Tu salario? Pues ¿qué más recompensa
que el no haberte causado leve ofensa,
y dejarte vivir para que cuentes
que pusiste tu vida entre mis dientes?”
Moraleja:
Haz el bien, sin mirar a quién;
pero es muy llano que no tiene razón ni por asomo:
Es menester saber a quién y cómo.
Se alude a una enorme obscuridad expresando la negrura de una situación: oscuro como boca de lobo.
METERSE EN LA BOCA DEL LOBO es meterse en una situación comprometida y peligrosa de una manera un tanto inconsciente, despreocupada pero aventada sin fijarse quien es quien, la compasión, la empatía y el impulso por la supervivencia del otro, a pesar que sea peligroso.

:

0 COMENTARIOS:

Publicar un comentario

Aplausos del público

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

DERECHOS RESERVADOS IMPI / INDA

Safe Creative #1106040413165