SIGUEME

sábado, 3 de noviembre de 2012

Cuervo

Cuervo, fuiste capaz de traicionarme con la persona que intenté que te hiciera volar, esa que tanto admiraba y tanto me quería. 

Cuervo, a ti tal vez te puedo perdonar, apenas sales del nido, con el corazón partido. 

Cuervo, te enamoraste sin querer, sin saber que tu mismo te habías sacado los ojos y quisiste ver lo que querías tener. 

Cuervo, en un momento te amé y te adoré, después que me apagaste mis estrellas, ese día te odié, las estrellas que te regalé para que fueras feliz, las estrellas a las que te acerqué para verte un día triunfar y sonreír. Ese día fue cuando mi corazón mas se acercaba a tu dolor.

Cuervo, ya no saques mas ojos inocentes, entiende que todo esto fue un triste y hermoso accidente.

Cuervo, tu que hoy vuelas por los cielos, que en vez de picar ojos mutilas corazones, te tengo envidia pero me alegro que en tu rostro la sonrisa se vuelve a dibujar. Cuervo yo también quiero volar.

Cuervo, entre odios y te amos, yo no entiendo pero comprendo, y dudando si salvo lo bueno o me quedo con lo malo, o viceversa.

Cuervo, sabía muy bien que tu podrías, yo voy mas lento que tu, y esperar que vueles igual que yo no es bueno para tu alas, pero cuervo, el hubiera no existe, pero hubiera querido también que existiera ese gorrión que se convirtió en cuervo.

Cuervo, puedo entenderlo, si lo miro desde afuera, pero bien, muy bien sabemos que sin nombre ni forma, lo que siente el corazón, no se confunde con números, colores, niveles, ni bromas.

Cuervo, recuerdo tu sonrisa y un eco a lo lejos que no logro escuchar, me grita una palabra que yo no quiero recordar.

:

2 COMENTARIOS:

Aplausos del público

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

DERECHOS RESERVADOS IMPI / INDA

Safe Creative #1106040413165