SIGUEME

miércoles, 1 de febrero de 2012

Cegadas


Hay algo de lo que estoy 100% segura y mas que segura, no quisiera ser lo que hacen algunas mujeres, que se enaltecen y adornan artificialmente con lo que no es, están enojadas con su propia vida y pasan hostigando las vidas ajenas.
En el inconsciente y tonta mente de los que piensan que lo que tienen, es lo que desean los demás a quienes intentan molestar, falta una gran apertura mental y un grado de consciencia que elevar.
No es necesario tener un nivel de conocimiento superior para darnos cuenta que lo que pensamos que es “nuestro” o tenemos en algún momento de nuestras vidas al conectarnos en una relación llámese amistad, noviazgo o simplemente un acuerdo usado como estrategia para fastidiar a los demás; en realidad no es de nosotros, nadie es de nadie, no somos objetos, no somos propiedad, ni siquiera nuestros hijos, padres o esposos podemos llamarlos “nuestro” o “mio”, quien no se ha dado de cuenta o una de dos: o le falta conocimiento o no ha superado su etapa fálica en donde todo infante bebé piensa que cualquier persona u objeto es de el, pelando, enfurenciendo, patalenado y gritando a los demás es “mio”, “mio”. Un adulto con esta mentalidad tiene una pequeñez mental poco desarrollada.
No, yo no quiero ser tan estúpida como para tirar mi vida en un juego en bano en donde solo se lastima uno mismo, intentar aparentar ante los demás solo por satisfacer un ego empobrecido, mas que dar lástima, se percibe con cierto grado de ridiculez y compasión al ver que aún les falta evolucionar y madurar.
El tiempo es tan valioso como el oro y algunas personas lo desperdician en algo que no existe ni existió. No es necesario estar ligado a alguien o sentirse acompañado, si no puedes estar contigo mismo, si no soportas la soledad, no podrás hacer nada en tu vida por ti mismo. Venimos solos, y nos vamos solos y al morir no te llevas nada.
Yo no quiero ser tan inmadura y con tan poca capacidad para comprender quien me engaña de verdad y como me engaño yo misma. Creer en cuentos chinos que nos dicen los que nos perciben débiles y con una personalidad inmadura, hostigosa y estúpida, es solamente nuestra culpa si no queremos abrir los ojos. Si supiéramos lo que esas personas hablan a nuestras espaldas, si pudiéramos saber que a quien tenemos como un Dios solamente se burla de uno o simplemente le somos afectivamente NADA, dejaríamos de hacer tanta barbaridad e idiotez por quienes damos la vida o soñamos amar. Hay gente tan inconsciente que abre la boca para enamorar o para ofrecer una amistad cuando en realidad por detrás son otros,las mujeres débiles que sueñan con su mundo rosa siempre caerán y serán la presa perfecta para esas personas que algunas por inconsciente y otras por dolo suelen atrapar para satisfacerse o bien para ocultar la imagen de poca cosa que sienten ser.
Nadie puede trascender dando vueltas en el mismo lugar y mucho menos atacando a fantasmas inexistentes, a recuerdos donde no tuvieron cabida ni su cuerpo, ni su espíritu ni su deseo de pertenecer a lo que no será.
Yo nací para crear y soñar,no mendigo espacios donde no hay coincidencias,

no deseo ser de esas mujeres ardidas que persiguen a maridos, novios o a las ex novias de quienes deseo sin control o bien de quienes uso para sentirme superior, por cualquier medio llámese físico, virtual o espiritual, las verdaderas hogueras se respetan, las cenizas por igual, donde hubo en su tiempo un cariño sincero, eso ni con letras, insultos, imágenes o engaños virtuales o mentales se podrá borrar. JAMÁS. Que ahora ya no existe que más da, lo que importa es lo que se vive en el presente y no andar escarbando pasados ajenos o inventando futuros de aire tóxico y falso.

Todo acaba, todo tiene un ciclo y los amores terminan, mas hay quien no puede aceptar que otros hayan tenido lo que ellos mismos no han conseguido. 

No deseo desperdiciar mi tiempo en quienes amaron a quienes yo quiero o en quienes deseo con obsesión y no con amor. No deseo ser tan ciega para no poder verme desde afuera como con mi dedo juzgador apunto a los demás con críticas agresivas y una felicidad fingida solo por no ser juzgada por lo que yo misma juzgo.
Jamás en mi vida dedicaré una sola línea ni para insultar ni para vomitar un rencor que en realidad es hacia el mismo que se altera y profana su altivez enmascarando su pequeñez mental y espiritual, la inmadurez se huele a distancia, algunas de esas personas podrán crecer y ver lo estupido que se ven, correteando lo que ya fue, atacando a quienes ya no sienten ni un gramo de amor por la persona que ellos quieren tener, el amor se transforma o se convierte en algo mas bello o se hace nada o a veces se vuelca y lo que percibías como hermoso, maduro y bello ahora es percibido como el resbalón de tu vida, empiezas a ver realmente quien es la persona que crees amar, empiezas a ver sus defectos reales, lo bajas del pedestal y comienzas a ver que es un humano, inmaduro, con defectos y virtudes como todos.
En ningún momento perseguiré a la pareja de un amor que tuve, las cosas son así, mi dignidad no me permite ni me permitirá a estas alturas rodear una hoguera o un lazo en donde no hay mas que solo un recuerdo de quien amé en su tiempo. Lo mismo para los demás amores que tuve, no me interesan los lazos que ahora tienen porque se que están viviendo lo que tienen que vivir, correcta o incorrectamente están aprendiendo al igual que yo y nuestro ciclo se terminó para seguir aprendiendo uno del otro. Las amistades que ahora tengo son las que tienen que estar y las que disfruto, el amor que ahora vivo es el que yo decido tener y el que conscientemente ya sin resbalones y con menos errores me atrevo a tener.
Yo no quiero ser tan ciega, por eso me dedico a hacer mi vida sin mirar atrás, hay que perseguir sueños y no fantasmas.  Hay que terminar de matar nuestros propios monstruos, en el fondo sabemos cual es la verdad interior y no la de los demás.
No hay realidad ni hay verdades absolutas en este mundo material, todo símbolo, lenguaje, número, sonido o letra puede ser percibido de un millón y mas maneras en cada mente. 
Podemos ser engañados por quienes amamos y por los que somos capaz de dar la vida pero nuestra pequeñez mental y nuestra co-dependencia a los demás para no sentirnos miserables nos hace creer en los demás, negar lo que en verdad es o idealizar lo que no será.
Persigue tus sueños y abre la mente, no te estanques o seguirás cegada mental, física y espiritualmente.

:

0 COMENTARIOS:

Publicar un comentario

Aplausos del público

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

DERECHOS RESERVADOS IMPI / INDA

Safe Creative #1106040413165