SIGUEME

domingo, 9 de junio de 2013

En algún otro mundo

Hace algunos años vivía tan bien,
tu imagen impecable, quien lo iba a creer,
ella 17 por ti podía enloquecer.
con tan solo verte y sin ningún porqué.

Y alcanzó tu estrella, 
la abrazaste sin saber
lo que unos segundos
provocaron en su ser,
tu perfume la impregnaba,
ella fue a nacer...
la familia, una imagen y dos bebes,
un aborto no cumplido, la palabra infiel,
le mintió a su prometido que ella no existió,
entre amores y traiciones, 
la vergüenza, la amenaza, 
o su protección...
la tuviste que esconder.

Ella enamorada, comenzó a enloquecer,
las pastillas, las manías, se empezó a perder,
no lo controlaba, lo tuvo que hacer,
nadie la apoyaba, fueron dos o tres,
lágrimas, recuerdos, y gritos también;
no se lo pensaba que le iba suceder,
su cuerpo se agotaba, luchaba también,
la muerte la acosaba, se cansaba, no pudo...
como el aire... comenzó a desaparecer.

Nunca imaginaba lo que ibas a ser,
subió a las estrellas y empezó a obscurecer,
soñaba un futuro, soñaba crecer,
soñaba con un mundo y él...
como el viento, la empezó desvanecer.

En algún otro mundo
yo seré esa niña,
que reciba tu calor sin condición,
la que ames sin pena y sin razón,
quien protejas, que no dañen su corazón.

En algún otro mundo
ella se quedó en casa,
sus padres la adoraban,
no hubo mentiras, ni dolor
y usted no fue quien la negó.

Esas veces en que extraño todo lo que no fue,
te veo siempre cantando, 
y empieza a obscurecer,
la prensa, las revistas, la tele, el internet;
no quiero este lugar,
el brillo que regalas, 
me comienza a apagar.


Quizá en otro mundo
pudiera ser a quien no vas a esconder,
ya no serán tres, quien alegren a tu ser;
seremos tu y yo juntos,
con la familia que de ti esperé,
en mi ser no habrá escasez.
Quizá en ese mundo las mentiras morirán,
no tendrás que confesar a aquella niña una verdad,
lo que sueles callar, bien simulas ignorar.

Ella se quedaba en aquél lugar,
con orgullo la fue a presentar;

Aquí "usted" fue el que siempre huyó,yo quise quedarme, pero "usted" siempre  voló y no volteó.


En algún otro mundo
seré quien tendrá tus brazos, tu protección,
y ahí voy a quedarme, no habrá más huídas,
voy a llamarte como nunca he podido aquí.

Ella era muy bella,
el lo era también,
la fama los rodeaba,
no podían ver;
el no tenía familia, la soledad lo atrapó,
ella tenía un vacío, la vida los unió,
y entonces alguien fue a nacer,
sin querer, sin un porqué,
un regalo que no pidió,
un tesoro, que el mismo se enterró.

En algún otro mundo,
podré abrazarte y nombrarte,
como aquí en éste mundo,

nunca lo podré hacer,
y entonces sonreiré...

© Michelle Katso

:

0 COMENTARIOS:

Publicar un comentario

Aplausos del público

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

DERECHOS RESERVADOS IMPI / INDA

Safe Creative #1106040413165